Battle Garegga REV.2016

Battle Garegga REV.2016

158 veces visto
0
Big Data
  • Battle Garegga REV.2016
  • PS4, Xbox One, Saturn, Arcade
  • M2 Shot Triggers, Raizing/M2
  • Shooter 2D
  • 1996, 1998, 2016, 2017

O cómo devolver a la vida uno de los grandes shoot’em-ups verticales

Alabado por muchos y también castigado por otros, el mítico shooter vertical Battle Garegga fue gestado en las capaces manos de Raizing, estudio formado por integrantes de grandes exponentes del género como Compile y Toaplan. Su primera incursión shooter fue Mahou Daisakusen/Sorcer Striker (1993) y después su secuela, Shippu Mahou Daisakusen/Kingdom-Grandprix (1994), un curioso híbrido entre juego de carreras y shooter.

En sus orígenes reside la clave

Le llegó el turno a Battle Garegga en 1996, programado y diseñado por Shinobu Yagawa, uno de los máximos culpables de esa maravilla vertiginosa e inalcanzable para Famicom llamada Recca y que, tras incorporarse a Razing y crear el shooter que nos ocupa, su secuela, Battle Bakraid y Armored Police Batrider, continuó su carrera en Cave con Ibara y su continuación Pink Sweets, Muchi Muchi Pork!, Dodonpachi Daifukkatsu y Espgaluda II. A nivel BSO, Battle Garegga además contó con la inestimable aportación de un joven Manabu Namiki que más tarde también desarrollaría una prolífica carrera en Cave.

Uno de los títulos favoritos y más jugados de Yagawa, Gun Frontier (1990) de Taito, fue la gran fuente de inspiración para crear un Battle Garegga que confió su base tecnológica a la competente placa Toaplan Version 2, depositaria de una veintena de shooters 2D antológicos (Batsugun, Battle Bakraid, Dogyuun, Truxton II/Tatsujin Oh…). Parte del estilo gráfico y el sistema de acumulación de bombas son claras herencias de Gun Frontier, de ahí que Battle Garegga sea considerado su sucesor espiritual. Un shooter enérgico y de control impecable, con siete fases bien diferenciadas (bosques, puertos, bases, fábricas, cielos apocalípticos…) y de longitud variable, que presenta un despliegue cromático y una atención al detalle exquisitos y que, además, juega con los planos y la profundidad de forma admirable. Cuatro aviones a elegir -más otros cuatro héroes ocultos de Mahou Daisakusen– con su respectivo y demoledor armamento, una ingente colección de enemigos menores y espléndidos mid/final bosses, bellas explosiones, power-ups sinceros, alta dificultad o una BSO punzante forman parte de sus numerosos y sólidos argumentos. En resumen, 25 minutos de éxtasis vertical con los ingredientes necesarios para coronarse como un grande del género. Pero también aportaba ciertos aspectos made in Yagawa… Un sistema Rank que aumentaba la dificultad del juego progresivamente si el jugador hacía muy bien las cosas – y al contrario-, y un fuego enemigo realista, tanto, que era muy difícil distinguir esos metálicos proyectiles entre tanta acción. Muchas luces y alguna sombra para un Battle Garegga que solo fue convertido a Saturn allá por 1998.

Battle Garegga proporciona el perfecto caldo de cultivo para mid y final bosses de grandísimas dimensiones. Los jefazos más destacados son los de las fases Plant, Cloud y Air Port, aunque todos gozan de identidad propia y una variedad de diseño y patrones de ataque dignos de elogio.

Los grandes clásicos nunca deben morir

Veinte años después de su estreno, los retro alquimistas de M2 han decidido darle una nueva vida en formato digital para PS4 y Xbox One bajo el sello M2 Shot Triggers, que posteriormente ha apadrinado y lanzado otros shooters de renombre en Japón como Dangun Feveron, Mahou Daisakusen/Sorcer Striker o Ketsui, que aparecerá en breve. Como homenaje a su 20 aniversario se lanzó a finales de 2016 una Premium Edition infartante para PS4 con BSO, insignia, flyers, libro, archivadores, postales, manual de la coin-op y algún extra más. BG Rev.2016 rememora aquellas sensaciones primigenias de 1996 y las expande con cuatro modos de juego -de diferente Rank-, cuatro interpretaciones de la BSO (escuchar Tunnel Vision en versión 2016 Remix es muy gratificante), tres marcos de pantalla -uno de ellos interactivo donde se observa la gráfica de Rank y otros muchos aspectos-, editor de fases para el modo Custom, elección de apariencia de las balas enemigas, material audiovisual y otros ajustes de la coin-op. Quizá ha tardado demasiado tiempo en estar de nuevo entre nosotros, pero os aseguro que esta tensa y larga espera ha merecido la pena.

En la recreativa original de Battle Garegga podíamos activar con un truco la aparición de los héroes de Mahou Daisakusen/Sorcer Striker, el primer juego de Raizing. En PlayStation 4 y Xbox One bastará con elegir la opción correspondiente en el menú para conseguir este crossover.

Battle Garegga cumple todos los requisitos para ser un shooter vertical casi perfecto