NEOGEO mini

NEOGEO mini

379 veces visto
4
Big Data
  • NEOGEO mini
  • NEOGEO
  • SNK
  • Hardware
  • 1988-2018

40 capítulos de la historia de SNK en la palma de tu mano

Desde que se anunció NEOGEO mini todos hemos compartido sensaciones y temores parecidos. El poderío de la consola con la que todos soñamos en los 90, el recuerdo agridulce de NEOGEO X, el catálogo de juegos elegido o un precio de venta posiblemente elevado fueron los argumentos principales que sobrevolaron nuestra mente cada vez que nos imaginábamos de nuevo frente a unos cuantos clásicos del sistema en formato mini coin-op. Poco a poco se fueron desvelando detalles y todo parecía indicar que la nueva Shin Nihon Kikaku Corporation había acertado de lleno en el corazoncito de los que veneramos a la máquina más potente de su tiempo. El pasado mes de julio aparecieron las primeras unidades en Japón y como uno es incapaz de resistirse a estas tentaciones retro, adquirí una de importación. A finales de agosto llegó a mis manos.

¿Es demasiado pequeña o solo me lo parece a mí?

Esa fue la gran pregunta que me hice al conocer sus medidas exactas, poco más de 16 centímetros de alto… Reconozco que las dimensiones de NEOGEO mini me generaron ciertas dudas, me daba la impresión de que se iba a tratar más bien de un juguete para coleccionistas que de un dispositivo totalmente funcional. No podía imaginar la sensación de utilizar un joystick y los correspondientes botones frente a aquella diminuta pantalla. El precio en Japón, 11.500 yenes (89 euros), no era excesivamente elevado para una máquina con pantalla incorporada y las tiendas de importación ofrecían tarifas razonables, así que me arriesgué y reservé una, SNK merecía un voto de confianza.

El pasado 23 de agosto me llegó un pequeño paquete desde Japón, bien protegido, con una, aún más pequeña, caja en su interior. ¿Cómo es posible que cupiese una NEOGEO mini ahí dentro? Pues cabía y todavía sobraba bastante espacio dentro de hecho. Nada más sacar la pequeña recreativa de su elegante caja me invadió la impresión de tener un juguete entre mis manos, apenas pesaba 319 gramos. Los colores y el diseño elegidos para insuflar nueva vida al antaño poderoso hardware eran perfectos, la calidad de los plásticos también y todas las partes estaban impecablemente ensambladas, conformando una minúscula pero robusta cabinet. La despojé del plástico protector y la situé con cuidado sobre la mesa, donde quedó sólidamente fijada, seis piezas de goma situadas en la base así lo querían. Dentro de la caja todavía quedaban el manual de instrucciones, el cable USB de alimentación y un set de pegatinas variadas. Volví a coger la mini recreativa en mis manos, me fijé en el bonito botón de encendido con el logotipo de NEOGEO, en el resto de conexiones de la parte posterior y en los puertos laterales para los mini Pads opcionales. Todavía no había probado el joystick, ni los botones… Aquel tomate cherry que coronaba esa palanca me infundía respeto y temor a la vez. ¿Se movería dignamente? ¿Estaría a la altura de SNK y su legado? Había llegado el momento de comprobarlo.

Hasta que no la tienes en tus manos, mejor dicho en tu mano, no puedes imaginar lo pequeña y ligera que es o lo bien diseñada que está. Una vez colocadas las pegatinas sobre el mando y la marquee es cuando te das cuenta realmente de que tienes una NEOGEO de pura raza en la palma de tu mano. En ambos laterales se conectan los dos mini Pads opcionales.

No os fiéis del aspecto de tomate cherry que muestra el joystick, es muy preciso y agradable al tacto, aunque la palanca tiene demasiado recorrido. Los botones también responden correctamente. Está claro que SNK no iba a fallar en este importante aspecto.

En la parte posterior de la máquina están el bonito botón de encendido, la salida HDMI, el conector USB para la corriente y la salida de audio. Por cierto, esa gran superficie blanca está pidiendo a gritos una de las pegatinas que incluye el pack japonés.

Estaréis hartos de ver esta foto oficial de SNK pero es una de las que mejor manifiesta el tamaño de esta mini recreativa que pesa tan solo 390 gramos. Una auténtica monada cargada de historia y que aloja en su interior un catálogo de 40 videojuegos legendarios.

Donde hay pegatinas hay alegría

Y si no que se lo pregunten a NEOGEO mini, que sale prácticamente inmaculada de su caja y ya estamos echando mano al sobrecito de plástico de las pegatinas para terminar de una vez por todas con esa sobriedad inaugural. La pegatina principal, la que va situada sobre palanca y botones es de buen material, muy fácil de aplicar y le otorga nueva vida a la máquina, al igual que el adhesivo de la marquee que elijamos colocar de entre los dos disponibles. Pero volvamos atrás, que me he dejado llevar por la emoción de un unboxing casi ceremonial… ¿Qué sensaciones transmite su colorido joystick? El tacto es muy bueno, los movimientos son precisos y hasta resulta adictivo moverlo en todas direcciones, la verdad es que no esperaba que fuera tan fiable. Eso sí, para mi gusto la palanca tiene demasiado recorrido, pero es algo que no afecta a la jugabilidad, como pude comprobar más adelante. Los botones A, B, C y D (la disposición cambia respecto al pad de NEOGEO CD) ofrecen las sensaciones correctas, un poco ruidosos quizá si nos ponemos exigentes, y también poseen un mayor recorrido de pulsación que el pad original. Por su parte, Select y Start, están separados por pocos milímetros, algo bastante útil ya que es necesario pulsar ambos a la vez si queremos acceder al menú de opciones (abandonar juego, salvar, cargar, brillo y volumen) mientras estamos jugando.

Ha llegado el momento de la verdad ¿Cómo se ve la pantalla TFT LCD de 3,5 pulgadas? Nada más encenderlo aparece el logo de 40 aniversario de SNK y después el de NEOGEO, todo bien hasta ahora, sin alardes. Después de cambiar el idioma a inglés, se mostrará ante nosotros el menú de selección de juego y aquí es donde comienza a apreciarse la gran nitidez de la pantalla, una resolución más que adecuada y su buen contraste. Toca elegir juego, ¿Metal Slug o Blazing Star?, venga, vamos a por el shooter de Nazca Corporation. Por cierto, los “tiempos de carga” son mínimos y dependen de los megas del juego,  hablamos de poco más de un segundo para Alpha Mission II o cinco segundos para Metal Slug 3, por ejemplo. Tras observar la legendaria intro del título elegido es hora de ponerse joystick a la obra. Mis sospechas estaban en lo cierto, no hace falta exigir más calidad a la pantalla, hasta el más mínimo detalle del escenario de Metal Slug se aprecia de forma nítida y precisa, los píxeles están todos ahí, donde deben estar. La acción transcurre fluida, sin ningún tipo de estela o efecto blur y además se puede observar desde cualquier ángulo sin perder matices cromáticos. La pequeña pantalla merece un sonoro aplauso. Por su parte, el audio de los altavoces mantiene los clásicos tonos agudos de los juegos originales y permite un volumen bastante alto, aunque es cierto que se echan en falta unos graves para dotar de mayor elegancia auditiva al pack de sensaciones. Si subimos demasiado el volumen, puede resultar incluso estridente, lo mejor es mantenerlo en la segunda o tercera posición. Y siempre nos quedará la opción de utilizar cascos para apreciar mejor sus matices. A la hora de jugar, que es lo importante, el joystick responde muy bien, tanto en los arcades de acción como en los juegos de lucha, aunque insisto en que le sobra un poco de recorrido a la mini palanca. En cualquier caso, es una auténtica gozada dar un repaso activo a los 40 juegazos que incluye la máquina. Para mi gusto incorpora demasiados juegos de lucha, pero es complicado generar un catálogo que entusiasme a cada uno de sus propietarios. Lo ideal habría sido encargar, junto a la máquina, un listado personalizado vía online, ¿verdad? Soñar siempre ha sido gratis. En cualquier caso, si eres como yo y prefieres más Metal Slug y otros juegos de acción en vez de una decena de KOF, siempre te quedará la opción NEOGEO mini International. Aunque eso significa que, en vez de 90-100 euros, te va a tocar pagar, 129,99 euros, al menos en España.

La caja negra de NEOGEO mini en toda su gloria: pequeña, ligera, elegante y a la vez colorista la miremos por donde la miremos. La parte trasera muestra los 40 juegos incluidos.

A la izquierda, el contenido de la pequeña caja negra de NEOGEO mini: la máquina, instrucciones, set de pegatinas y cable USB. La cajita gris del fondo no pertenece al pack básico. En el centro se aprecia la atención al detalle de SNK al incluir en uno de los extremos del cable USB el logotipo de NEOGEO. En la foto de la derecha, las cuatro pegatinas del pack japonés.

40 aniversario, 40 juegos

Te apasionen o no los juegos de lucha, es justo reconocer que la selección de títulos es impecable, además de los diez KOF (desde el ’94 hasta el 2003) incluye Samurai Shodown II, IV y V Special, Fatal Fury Special, Real Bout Fatal Fury/RBFF2, Garou: Mark of the Wolves, World Heroes Perfect, Kizuna Encounter, Art of Fighting, The Last Blade/TLB2, Ninja Master’s, Aggressors of Dark Combat… Un total de 24 míticos representantes del género, más del 60 por ciento de los títulos incluidos. Los amantes de la acción un poco más clásica tendrán a su disposición King of the Monsters 2 (¿de verdad era necesario?), Cyber-Lip, Shock Troopers 2nd Squad, Top Hunter Roddy & Cathy, Ninja Commando, Burning Fight, Metal Slug/MS2/MS3 y Sengoku 3. Si eres de los que necesita una pequeña dosis de shoot’em-ups, SNK ha incluido una tripleta interesante aunque mejorable: Alpha Mission II, Twinkle Star Sprites y Blazing Star (¡Bien!). Cierran la lista Top Player’s Golf, el siempre divertido Super Sidekicks y Puzzled. Si tuviera que elgir entre ambas ediciones de NEOGEO mini, particularmente me quedaba con la versión International. En ella encontramos 14 juegos diferentes, Metal Slug X, 4 y 5, el primer King of the Monsters (¡qué paciencia!), Shock Troopers, Magician Lord (¡maravilloso!), Blue’s Journey, Robo Army, Crossed Swords, Mutation Nation, 3 Count Bout (en fin…), Last Resort (¡aleluya), Ghost Pilots (se agradece) y Football Frenzy (para qué se habrán molestado). Sin duda, un catálogo más equilibrado y que obligará a muchos usuarios a elegir entre una de las dos máquinas. Como dije antes, es imposible contentar a todos y en la mente de cada uno se habrán quedado unos cuantos clásicos fuera del lote, yo por ejemplo echo en falta títulos de la talla de Pulstar, Viewpoint, NAM-1975, Soccer Brawl, Thrash Rally, Windjammers y algún Super Sidekicks más entre otros. Ya me diréis qué juego o juegos echáis en falta en vuestros comentarios.

Nada mejor para mostrar el tamaño de la máquina de SNK que compararla con los dos mandos más populares del momento y con Nintendo Switch. A la derecha la bella y poderosa consola primigenia, cartucho incluido, y la nueva NEOGEO mini, tan cerca entre ellas y tan lejos en el tiempo… 28 años las separan.

Entre los ajustes disponibles está la elección de idioma, inglés nos va bien, el orden de aparición de los juegos en el menú y los más que necesarios controles de brillo y volumen.

Metal Slug 3 es perfecto para fijarnos en la definición, brillantez de los colores y contraste de la pantalla. Se puede ver desde cualquier ángulo y no deja ningún tipo de estela.

Muy buenas sensaciones en general…

A modo de gran resumen, NEOGEO mini cuenta con un diseño, acabado y colorido muy acertados, es una auténtica monada, los materiales son buenos y robustos, los controles responden como deben, la pantalla tiene una calidad excelente y el sonido a través de los altavoces, aunque mejorable, es correcto, de hecho, si no nos convence, siempre nos quedará la opción de los cascos. Sobre el catálogo de juegos de cada una de las ediciones solo hay que escoger el que más se adapte a nuestro gusto, sin preocuparse por el origen/región de la consola. Los 40 juegos están perfectamente emulados, cuentan con gran cantidad de opciones y pueden almacenar hasta cuatro partidas. Además, acceder al menú de opciones en medio de una partida es bastante cómodo, simplemente hay que pulsar simultáneamente Select y Start. Parece que SNK ha pensado en casi todo a la hora de diseñar NEOGEO mini, pero como todo en esta vida, no hay nada perfecto.

Y unos cuantos peros en particular…

Está claro que algún defecto iba a tener. Quizá el más relevante, si hablamos del pack inicial de la consola, es la imposibilidad de jugar sin tener que estar conectado mediante el cable USB. Es algo que ya se sabía desde hace tiempo, pero al ser una máquina con pantalla incluida habría sido todo un detalle que contara con autonomía. Otro error importante es no contar con cable HDMI de serie, está claro que hay que sacar beneficios más allá de la venta de la consola en sí, pero cuando ves esa colección de 40 maravillas en 3,5 pulgadas, sientes la necesidad imperiosa de disfrutarlas a mayor tamaño. Y ahí es donde, para mí, surge el gran problema de NEOGEO mini. Una vez que utilizas el cable -en mi caso cedido amablemente por el gran @solosega-, te asalta una gran decepción al observar la mala calidad de imagen a través de HDMI. La conexión a TV te deja elegir formato entre 4:3 y 16:9, bien, y también ocupar la pantalla completa o parcialmente, vale hasta aquí todo perfecto. Como era de esperar cuenta con un filtro, en este caso llamado Image Quality Optimization. Pues bien, lo utilicemos o no, la calidad de imagen, la definición y la nitidez del juego en pantalla (el menú de selección, sin embargo, sí se ve bastante bien) son bastante pobres, por no decir inadmisibles a estas alturas. Lo he probado en un televisor de 49 pulgadas y en otro de 28 y no me convence en ninguno de ellos. Sin filtro se ve muy borroso y con filtro da la sensación de que los pixeles son de cera y se han derretido. Lo peor de todo esto es que, si juegas a cierta distancia, se aprecia mejor la imagen con el filtro activado, lo cual deja al bello y puro píxel muy mal parado. Así que no os preocupéis en exceso por la ausencia de cable HDMI, aunque cada uno tendrá sus preferencias y márgenes de calidad. En mi caso sospecho que no voy a utilizarlo demasiadas veces.

Un pequeño tour gráfico por el menú de selección de juego y un par de pantallas correspondientes al primer Metal Slug y KOF’ 94, para que apreciéis la excelente calidad de la pantalla.

Periféricos, complementos y demás parafernalia

Una vez ajusticiado el pobre cable HDMI pasemos a cosas más alegres e inspiradoras. Además del mencionado cable (9,99 euros), NEOGEO mini cuenta en Japón, y próximamente en el resto del mundo, con unos cuántos periféricos y complementos de apoyo. Los más apetecibles son los mini Pads. Estas réplicas a escala real de los mandos que acompañaron a NEOGEO CD en 1994 pueden adquirirse en color blanco o negro, al módico precio de 2.778 yenes en Japón (21,5 euros) o al excesivo coste de 29,99 euros en España y Portugal. De nuevo, el gran e inimitable @solosega me cedió un mando para probar NEOGEO mini en toda su extensión. Las sensaciones han sido buenas, curiosamente los botones han cambiado de sitio, se ha eliminado la ligera rugosidad de la superficie del mando original y de paso, ahorrando que es gerundio, ya no cuenta con aquellos entrañables y ruidosos microswitches de antaño. Es justo reconocer que se juega muy bien con pad, responde en todas las situaciones, respeta en casi todo al pad primigenio y además es silencioso. Pero una vez más, el pequeño stick tiene demasiado recorrido, como el doble que el del mando de NEOGEO CD y transmite cierta impresión inicial de que no vamos a reaccionar a tiempo, pero repito es solo eso, una sensación, porque pruebas unos cuantos títulos y no te deja vendido en ninguno de ellos. Más cositas, para los que quieran tenerlo todo, NEO GEO mini también añade a su lista de complementos un set de cuatro pegatinas extra (9,99 euros) para decorar la marquee y un filtro protector de pantalla (6,99 euros). El caso es que si te pones a sumar, el importe total alcanza una cifra considerable.

Si juegas en TV con el cable HDMI ten en cuenta que…

Image Quality Optimization ON. El filtro para los más valientes de la casa, parece que los píxeles se han derretido. Es cierto que si juegas en un televisor a media distancia al final te acabas acostumbrando, pero aún así se pierde todo la magia del píxel. Si pinchas encima de esta pantalla lo apreciarás con más detalle.

Image Quality Optimization OFF. La imagen no resulta nada nítida ni siquiera con el filtro de optimización eliminado, la diferencia visual entre el menú de selección de título y los juegos en sí resulta abismal y mientras más grande sea tu TV peor se verá. Pincha sobre esta pantalla para observarlo con más precisión.

A primera vista el mando de NEOGEO CD (abajo) y el de mini parecen iguales, pero la disposición de los botones cambia, el tacto es rugoso en el pad de 1994 y el famoso click de sus microswitches ha dejado de sonar en la nueva versión. Pero que no cunda el pánico, el mini Pad es igual de agradable al tacto y sus botones responden como antaño, aunque el stick sigue teniendo demasiado recorrido para mi gusto. También está disponible en color blanco y su precio en Japón es de 2.778 yenes, unos 21,5 euros. En España nos tocará pagar 29,99 euros…

A partir de octubre en España… ¡a 129 euros!

Hace pocas fechas se ha confirmado la distribución oficial en España y Portugal de NEOGEO mini por parte de Shine Star, una noticia que sin duda como concepto es positiva pero que nos deja un mal sabor de boca por el alto precio que exhibirá la mini recreativa de SNK. Lo que en Japón se traduce en 90 euros, aquí se va a convertir por arte de magia en 129,99 euros, 40 euros extra totalmente injustificados a mi modesto entender. Mi NEOGEO mini japonesa costó poco más de 100 euros con gastos de envío incluidos. La máquina es una maravilla y cuenta con grandes virtudes pero no debería sobrepasar la barrera de los 99 euros, un justo y ya considerable coste. Yo, por mi parte, echaré un ojo a los precios del resto de Europa y Estados Unidos por si son más razonables, creo que la nostalgia no debe sobrepasar ciertos límites.

(NEOGEO) mini conclusión

Estamos inmersos en el renacimiento de las consolas más emblemáticas de los 80 y los 90 y NEOGEO no podía quedarse fuera. SNK ha realizado un gran trabajo, pleno de respeto y cariño por su legado, ha depositado entre nosotros una mini coin-op cargada con 40 capítulos de su historia. De cada uno de nosotros depende elegir su catálogo de favoritos entre dos opciones posibles. Por diseño, personalmente, prefiero la edición japonesa, por contenido, la International, pero no a cualquier precio, por supuesto. En todo caso os aseguro que es un auténtico placer echarse unas partidas con la nueva mini coin-op de SNK y presenciar, a traves de su pequeña y a la vez gran pantalla, esos sagrados pasajes pixelados que en mi caso han protagonizado principalmente Blazing Star, los tres Metal Slug, Alpha Mission II, Super Sidekicks o Cyber-Lip. A nivel técnico, la única pega importante es su baja calidad de imagen a través de HDMI. A nivel económico creo que la barrera de los 99 euros no debería haberse superado, todo lo que sea ir más allá resulta excesivo, sobre todo si tenemos en cuenta que lo lógico es adquirir también un cable HDMI (o más bien no), un par de mini Pads, por aquello de jugar a dobles, y un set extra de pegatinas, por ejemplo, lo que da como resultado la nada desdeñable cifra de 210 euros. Cada cual que saque sus propias conclusiones económicas. Yo, de momento, soy feliz con mi edición japonesa.

NEOGEO mini es una compra obligada para todo fan de SNK, pero no a cualquier precio

85

Mi puntuación

Valoración personal

Diseño
85
Pantalla
90
Audio
80
Juegos
85
Me gusta
  • La calidad de la pantalla LCD de 3,5 pulgadas
  • El joystick responde bien y es preciso
  • Incluye 40 juegos
  • Los mini Pads opcionales merecen la pena
  • Puedes salvar hasta cuatro partidas por juego
No me gusta
  • No incluye cable HDMI (casi que mejor)
  • Sonido a través de los altavoces mejorable
  • El 60 por ciento son juegos de lucha
  • Que no incluya batería interna
  • La calidad de imagen por HDMI no es buena

NEOGEO mini International y un poco de magia visual de la web japonesa…

La versión International de NEOGEO mini que se comercializa en occidente presenta una combinación de colores más seria y un diseño de la zona del mando alternativo. Además cuenta con 14 juegos diferentes, se ha equilibrado la balanza entre juegos de lucha, menos entregas de The King of Fighters, y títulos de acción, más Metal Slug entre otros.

El hecho de que NEOGEO mini pueda sujetarse con una sola mano, lo reducido de sus dimensiones o que apenas pese 390 gramos, queda patente en este llamativo anuncio de la efectista web japonesa de SNK. Sin duda merece una visita en profundidad.